Los colchones blancos pueden ensuciarse fácilmente. Si no se limpia correctamente, o si ha derramado café en su cama demasiadas veces antes, probablemente necesite una limpieza a fondo. Estoy seguro de que no querrías dormir en una cama destartalada.

Limpiar tu colchón y volverlo a hacer nuevo no debería ser demasiado difícil. Aquí hay algunos pasos sobre cómo puede hacer esto:

Paso 1: Retire las fundas de la cama y lávelas. Establezca la temperatura del agua de la lavadora en un nivel tibio y lave las fundas de la cama con un detergente líquido suave. También agregue acondicionador de telas para que huela fresco y limpio.

Paso 2: Mueva su colchón a un área abierta donde pueda limpiarlo sin obstrucciones. Colóquelo en una plataforma limpia. Prepare sus artículos de limpieza, como agua tibia, una botella de spray vacía, un cepillo pequeño de cerdas suaves, vinagre blanco destilado, jugo de limón, bicarbonato de sodio, toallas limpias, una esponja y una aspiradora de mano.

Paso 3: Primero aspira el colchón. Asegúrese de que el piso no esté resbaladizo o que la aspiradora no esté sobre un charco de agua. Seque el área antes de usar la aspiradora para evitar percances. Encienda la máquina de limpieza y aspire todos los lados de la cama. Asegúrese de eliminar por completo el polvo y la suciedad acumulados.

Paso 4: Desenchufe la aspiradora y déjela a un lado. Mezcla una taza de vinagre blanco destilado y una taza de agua. Pon la mezcla en una botella con atomizador. Agite un poco la botella. Rocía la solución por todo el colchón. Enfócate en las áreas manchadas.

Si no te gusta usar vinagre, puedes usar jugo de limón. Esto también ayudará a eliminar las manchas no deseadas. También funcionará en la desinfección de la cama. Deje reposar la solución de limpieza durante al menos una hora.

Paso 5: Después de una hora, toma la esponja y sumérgela en agua tibia. Torcer el exceso. Limpie la superficie de la cama con la esponja. No empape el colchón.

Paso 6: espolvorea bicarbonato de sodio por toda la cama. Esto también ayudará a reducir las manchas y hará que el colchón quede más blanco y limpio. Dejar reposar durante una hora antes de pasar la aspiradora.

Paso 7: Deje que el colchón se seque por completo antes de volver a colocarlo en su habitación. Asegúrese de que el colchón esté seco antes de colocar las fundas.

Ocasionalmente, aspire su ropa de cama para evitar que se acumulen los ácaros del polvo. También evite comer o beber mientras está en el colchón.