1. Haz tus propios productos de limpieza

  • Vinagre

Es bien sabido que el vinagre blanco es uno de nuestros mejores amigos a la hora de limpiar. Es lo suficientemente potente como para disolver la suciedad de las superficies lisas y, sin embargo, limpiar los pisos de madera sin dañarlos. El vinagre blanco también se puede utilizar para neutralizar los olores desagradables. Cuando realices una tarea de limpieza en la cocina, mezcla agua y vinagre y utiliza la solución para limpiar encimeras y zonas de salpicaduras. En el baño, puede usar la misma solución para limpiar las paredes de la ducha/bañera e incluso el exterior del inodoro. Si la suciedad es muy persistente, calienta la solución limpiadora en el microondas y rocía la zona afectada. Deje reposar la solución durante unos minutos. Luego enjuaga y listo. ¿Sabías que también puedes usar vinagre como sustituto del suavizante de telas? Es perfecto, sobre todo si tienes la piel sensible.

  • Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es el reemplazo perfecto para los costosos detergentes de limpieza que se compran en las tiendas. Espolvorea un poco de refresco en una esponja o toalla húmeda para eliminar las partículas de suciedad. Tiene propiedades desodorizantes, lo cual es solo otra ventaja. Si la suciedad es mucho más dura de lo que pensabas, mezcla agua con bicarbonato de sodio hasta formar una pasta y aplícala en las zonas afectadas. La pasta debe reposar durante unos 15 minutos hasta que se puedan eliminar los depósitos de suciedad.

  • alcohol isopropílico

Para lavar la ventana u otras superficies de vidrio, use alcohol isopropílico.

2. Usa trapos viejos en lugar de toallas de papel

Si desea ahorrar más dinero, usar toallas de papel no es el paso correcto que debe tomar. De hecho, los paños son mucho más absorbentes que una toalla de papel. Cuando se ensucien, puedes lavarlos fácilmente en la lavadora.

3. ¿Salsa de tomate para dar brillo al bronce?

Sí, esto no es una broma. ¡Puedes usar ketchup para hacer que el latón brille! Así que no hay necesidad de comprar un detergente especial para latón que definitivamente cuesta mucho dinero. Si tienes ketchup en la nevera, todos tus problemas están resueltos. ¡Ponga una pequeña cantidad de ketchup en una toalla, frote la superficie y luego enjuague!

4. Detergente para la victoria

Pocas personas lo saben, pero el detergente no solo se puede usar para lavar los platos. También puede eliminar las manchas. Si accidentalmente deja caer algo sobre la alfombra, trate la mancha con una solución de agua tibia y líquido para lavar platos. Olvídese de correr a la tienda cercana para despedirse del costoso quitamanchas para alfombras.

5. Haz tu propio detergente en polvo

No tienes que desperdiciar dinero precioso comprando un detergente especial cuando puedes hacer el tuyo en casa. Necesitarás 1 taza de refresco, 1 taza de bórax, unas gotas de aceite esencial y una barra de jabón rallado. Comience por rallar el jabón y luego se deben mezclar el bicarbonato de sodio y el bórax. Simplemente agregue gotas de rocío de aceites esenciales y mezcle todos los ingredientes. Mantener en un recipiente hermético o botella.

¿Tienes alguna otra idea secreta para ahorrar dinero en casa?