El vinagre tiene varios usos para las verrugas genitales. En primer lugar, se utiliza en el diagnóstico de dicha enfermedad de transmisión sexual. Luego, también se puede usar para tratar las verrugas genitales y aliviar los síntomas mientras aún se encuentran en las primeras etapas.

Las verrugas genitales pueden o no tener síntomas. Si lo hacen, las verrugas pueden aparecer como pequeñas lesiones en forma de coliflor que pueden ser elevadas o planas. Pueden comenzar pequeños, de unos 2 milímetros de diámetro, pero pueden crecer y expandirse en grandes grupos en las áreas anal y genital. Son fáciles de detectar si están elevados y son lo suficientemente grandes como para verse a simple vista. Sin embargo, hay momentos en que están presentes pero apenas se notan. Por lo tanto, al diagnosticar verrugas genitales, su médico generalmente aplicará una solución acética de tres a cinco por ciento, o vinagre blanco, directamente en las áreas sospechosas de infección.

El vinagre blanco, que consiste en ácido acético, hará que las verrugas se vuelvan blancas después de la aplicación. Para ayudar aún más en el examen visual directo, el médico puede usar un colposcopio, un dispositivo de aumento iluminado. Sin embargo, las manchas blancas no reflejan necesariamente la presencia de verrugas genitales. Su médico incluso lo evaluará para detectar otras afecciones similares, como psoriasis, liquen plano e infecciones fúngicas. También puede realizar una biopsia si hay más anomalías. Esta prueba implica la extracción de una muestra de tejido para su posterior examen bajo un microscopio.

El vinagre también se usa para otras pruebas de verrugas genitales. Algunos médicos usan vinagre en una prueba llamada envoltura ácida. Primero se empapa una tira de gasa o un trozo de tela en vinagre blanco. Luego se envuelve alrededor del área genital del individuo durante aproximadamente 10 minutos. Similar a la prueba de ácido acético mencionada anteriormente, las partes del área genital que se vuelven blancas se identifican como posibles verrugas genitales. Nuevamente, se realizarán más pruebas después de eso para descartar cualquier posibilidad de enfermedades de aspecto similar.

Además del diagnóstico, el vinagre también se usa como tratamiento para las verrugas genitales. En particular, el vinagre de sidra de manzana se usa como remedio natural. Es eficaz contra las verrugas genitales porque contiene ácido acético y málico que ayudan a combatir bacterias, hongos y virus. Estos ácidos trabajan con los ácidos naturales de su cuerpo para formar un nuevo compuesto que ayuda a combatir los microorganismos dañinos.

Según las tradiciones populares, debes empapar un algodón en vinagre de sidra de manzana y usarlo para aplicar la solución a tus verrugas. Luego, debes sostenerlo sobre el área afectada y dejarlo toda la noche. Al levantarse por la mañana, retire el parche y lave el área con agua tibia. Esto debe hacerse diariamente durante una semana, dependiendo de la gravedad de su caso. Si sus verrugas genitales son grandes y graves, o si su sistema inmunitario está comprometido, es posible que deba repetir este método durante algunas semanas más. También puede optar por remojar las áreas con verrugas genitales directamente en vinagre de sidra de manzana una o dos veces al día. Tenga en cuenta, sin embargo, que esto puede irritar su área genital sensible, así que consulte a su médico antes de usar este tratamiento.